Presentación de Palabras que pintan y gritan

El 23 de noviembre de 2016 tendrá lugar en el Café Libertad 8 a las 19:30 la presentación de “Palabras que pintan y gritan”. Aunque esté escrito mucho antes de comenzar con el proceso de publicarlo, lo que se entiende por “he escrito un libro” es precisamente que la gente lo pueda adquirir. Quizá elegí algo raro para publicar por primera vez. Darle una categoría para su venta en las plataformas en las que está disponible ha sido un dolor de cabeza, no estoy cómodo con las etiquetas que se le puedan poner. Es un libro porque tiene páginas, podría ser poesía porque a veces puede ser poético, es relato porque en cada capítulo se cuenta algo, relato corto porque se cuenta con pocas palabras. Es ensayo porque desarrollo unas ideas de manera personal, es ilustración porque una ilustración acompaña a cada texto… Lo más general que puedo decir es que se leen y que se puede llegar a disfrutar con su lectura, espero que por lo menos una fracción de lo que yo con su escritura. Para todo aquel que quiera mostrar su apoyo o esté interesado, hablaré un poco más del libro en la presentación. Puedes adquirirlo en múltiples plataformas:

-Amazon (ebook y papel)

-Smashwords (ebook)

-Casa del Libro (ebook)

Createspace (papel)

Guardar

Guardar

Palabras en papel

¿Qué tiene el papel que muchos lo siguen prefiriendo frente a los formatos digitales? Es pesado, más caro, se estropea, ocupa más espacio… Pero aún así tiene un encanto especial, o eso dicen algunos. El aroma de un libro nuevo, sentir la textura del papel mientras pasas de página, ver que quedan para acabar el capítulo. Cerrar el libro al revés de como lo abriste poniendo fin a la historia que había entre sus páginas.

Unas semanas después del lanzamiento en versión digital, Palabras que pintan y gritan por fin está disponible en papel. Desde el 25 de septiembre ha estado entre los 20 ebooks más vendidos en su categoría. A partir de ahora espero que aquellos más adeptos al papel puedan elegir la opción que más les gusta.

Muchos lectores disfrutan con el tacto, el olor y la sensación única que es pasar las páginas de un libro. Pues bien, a todos ellos va dedicada esta nueva edición disponible tanto en Amazon como en Createspace.

Dónde y cómo leer tus ebooks

Mis libros están disponibles en Amazon, Smashwords y Casa del Libro y podrás leerlos desde cualquier eReader, ordenador, smartphone o tablet. Si es tu primera vez, no te preocupes, siguiendo esta pequeña guía podrás disfrutar de mis libros sin complicaciones.

En Amazon podrás obtener los libros desde el botón “Comprar en 1-Clic”. Antes de pulsar este botón, fíjate en un menú desplegable con varias opciones que hay debajo y escoge la más adecuada para ti.

  • Si tienes un dispositivo Kindle escógelo en el menú desplegable y sincroniza tu kindle.
  • Si quieres leer desde un smartphone, tablet u ordenador, puedes descargar las aplicaciones de lectura kindle para tu dispositivo desde este enlace.
  • Si el dispositivo es otro eReader de una marca distinta tendrás que cambiar el formato del ebook con la ayuda de un software gratuito llamado Calibre. Esta popular plataforma permite gestionar tu biblioteca de libros electrónicos de forma sencilla y práctica y existe mucha información en internet sobre como utilizarla. 

En Smashwords tendrás que acceder a tu biblioteca de Smashwords después de haber realizado la compra. Desde aquí puedes descargar tus libros comprados en múltiples formatos.

Para disfrutar de los libros puedes utlizar un ebook o software gratuito como CalibreAdobe Digital Editions o iBooks.

Casa del Libro utiliza un sistema similar a los dos anteriores. Tras la compra, sincroniza tu dispositivo con tu cuenta Tagus. En está página puedes resolver todas tus dudas acerca de como utilizar este sistema.

Breve entrevista

En Smashwords, una de las tiendas en las que está a la venta “Palabras que pintan y gritan” se puede leer una breve entrevista. También la escribiré aquí para los interesados.

¿Cuál es tu próximo trabajo?
Ahora estoy trabajando en un libro de aventuras. En él cuento las experiencias de un chico que viaja a un país extranjero con la idea de practicar el idioma. Una vez allí el idioma pasa a un segundo plano por las inverosímiles, complicadas y a veces cómicas situaciones que se suceden cada día. Os puedo contar el final, el chico no mejora mucho su inglés, pero lo interesante no es cómo acaba la historia, sino la historia en sí misma.

¿Qué te inspira para levantarte de la cama cada día?
La alarma del despertador. Es básicamente lo que me saca de la cama cada mañana.

¿Cuando no estás escribiendo, en qué inviertes tu tiempo?
Estudio una ingniería y en general me gusta “cacharrear” como lo llaman en el gremio. También compongo y toco algo de música. Me gusta leer, cocinar y escuchar entrevistas de físicos, economistas y cualquiera que sepa mucho de algo. También duermo de vez en cuando.

¿Recuerdas la primera historia que escribiste?
Claro que la recuerdo. Tenía a lo mejor 9 años, no estoy seguro. No quedé satisfecho con la manera en la que había desarrollado la idea a pesar de que al principio sentía un gran entusiasmo. Era sobre unos monstruos detectives y no dejé que nadie la leyera entera.

¿Cuál es tu proceso para escribir?
Básicamente pienso mucho, me informo para cubrir las lagunas que pueda ver en mis ideas y después me pongo a escribir. Espero el tiempo suficiente para olvidar lo que he escrito y cuando vuelvo a leerlo corrijo lo que no me gusta. Hago esto porque, como muchas cosas en la vida, en caliente hay cosas que parecen distintas a como son en realidad y prefiero no tomar decisiones en ese estado.

¿Recuerdas la primera historia que leíste y el impacto que tuvo en ti?
La primera historia que leí por voluntad propia fue o Mitos Griegos de Robert Graves o El Silmarillion de J.R.R Tolkien. No sabría describir el impacto que tuvieron en mí. Me gustaron, nada más. Ya estaba interesado en temas mitológicos antes de leerlos y esa fuela razón por la que los escogí.

¿Cuándo comenzaste a escribir?
Supongo que empecé a escribir en la escuela, como muchos niños. En cuanto a escribir independientemente, quizá con 9 años cuando se me ocurrió una idea sobre monstruos detectives.

Los ilustradores en Palabras que pintan y gritan

La imagen que encabeza estas palabras es la primera ilustración del “Palabras que pintan y gritan”. Corresponde al primer relato del primer capítulo y es obra de Jorge Galera. No es el único artista implicado ni la única ilustración del libro. Todos los relatos cuentan con la suya y varios artistas han formado parte del libro. Su trabajo es una gran parte de la experiencia de lectura y agradezco a todos ellos que hayan querido colaborar conmigo.

 Estudiante de bellas artes, la ilustración se encuentra entre sus más profundos intereses. De momento su trabajo se puede ver en Instagram.

Constantino Briones se graduó en Bellas Artes el año 2014 en la Universidad Complutense de Madrid.
Desde entonces camina por una jungla digital, ocupando el almacenamiento de su mente con cualquier actualización que
le pueda parecer mínimamente práctica. Cómic, ilustración, diseño gráfico y videojuegos son sus campos de trabajo.
Los resultados de sus experimentos pueden ser vistos en hamakaworks.weebly.com

Jorge Galera se dedica a la publicidad y al diseño gráfico , aunque desde siempre ha sentido un interés especial por la ilustración.
Porfolio
Linkedin

 “Soy una ilustradora nacida en Oviedo donde resido actualmente. Estudié en la facultad de Bellas Artes de Salamanca y ahora continuo mi camino en la Escuela de Arte de Oviedo donde termino ilustración. Suelo trabajar mucho el personaje en mis ilustraciones y por lo general utilizo una combinación de colores azules y rosados. Mi estilo es un poco naif e infantil pero mi público es adulto. En este momento me encuentro en la primera fase del camino como ilustradora donde he realizado trabajos de mural, editorial y algo de imagen coorporativa.”

Facebook
Instagram

 Actualmente es estudiante de bellas artes en la Universidad Complutense de Madrid. Además de ilustrar también pinta cuadros y hace tatuajes.

luciasanz1a@gmail.com

Se puede ver su trabajo en Instagram

Originario de Guadalajara, pero afincado en Madrid. Miguel dedica casi todo su tiempo al estudio de la física teórica. Concretamente, trabaja en el desarrollo de aplicaciones que aprovechen las propiedades cuánticas de las partículas a escalas nanométricas. Actualmente realiza el doctorado en el Instituto de ciencias de materiales de Madrid (CSIC). Cuando se toma un descanso le gusta relajarse tocando la guitarra o pintando. El dibujo en blanco y negro con materiales sencillos: rotuladores, pluma o lápiz, es su técnica preferida.


Entre sus trabajos destacan ilustraciones en libros del Ministerios de Educación y de AECID.

Guardar

El primer libro

Mucha gente escribe en sus ratos libres y muchos han fantaseado con ser grandes escritores alguna vez. Entre todos estos algunos escriben algo más que diarios y de esos otra fracción piensa en que ganarse la vida de escritor no está tan mal y que, algún día, podrían empezar a tomarse esa fantasía en serio.

Yo también escribía en mis ratos libres desde muy pequeño pero no solía pensar en ganarme la vida con ello. Lo que queda es lo escrito pero lo que realmente se hace es imaginar, al menos eso es lo que hago yo, luego lo escribo. Eso he hecho siempre: imaginar cosas, situaciones e historias. Las escribía para no olvidarlas.

Sobretodo escribía en épocas en las que tocaba estar sentado. Alguien dijo “que la inspiración te pille sentado”. Pues podría ser inspiración o evasión pero los momentos más productivos los encontraba en épocas en las que las tareas pendientes se acumulaban y esa falsa responsabilidad que a muchos invade cuando se está tan ocupado me hacía estar sentado. Con un libro abierto delante, un ordenador, un bolígrafo en la mano y por supuesto sin pasar las páginas del libro en horas, ocupado en cosas mucho más apetecibles; pero siempre sentado. En esos días escribía bastante y solo la urgencia me hacía de vez en cuando dedicar las horas a lo que se suponía que realmente estaba haciendo

Con el tiempo la dedicación que me exigían los estudios era mayor y había que dedicar el rato que estaba sentado a estudiar algo o por lo menos a pasar las páginas del libro delante del que estaba sentado. Cuanto más cansado y somnoliento me encontraba en estos momento de estudio más me apetecía escribir y menos estudiar. Entonces pensé que podía darle algo más que noches de sueño a este hobby. Decidí recopilar algunos de los relatos cortos que tenía hasta la fecha y escribir algunos para, de alguna manera, publicar con ellos un primer libro.

Cuando tuve algo que consideré decente me busqué un socio que me ayudara. Trabajar solo puede resultar romántico y evocar el estatus del lobo solitario, pero en realidad es bastante aburrido. Pensé que si cada relato tenía su propia ilustración la lectura sería más agradable y el libro más completo. Tras varios meses y algunas sorpresas el libro estaba ilustrado y todo listo para publicarlo. El primer libro ya era real: Palabras que pintan y gritan